Por qué los ateos son tan odiados, más una epifanía

14Nov12
Anuncios


2 Responses to “Por qué los ateos son tan odiados, más una epifanía”

  1. 1 Bolo Lacertus

    Bueno, muy bueno. Eso explica porque una de las mejores formas que he encontrado de ser aceptado como ateo ha sido la de identificarme con el hecho de que casi nadie es un devoto practicante de su religión. Efectivamente, aceptando a la persona se vuelve irrelevante si rechazas la validez de sus creencias.

    • Ah claro, yo pienso que esa es precisamente la clave, pensar de mil maneras, considerar varios puntos de vista.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: