Archive for agosto, 2012

Un sábado del mes pasado salí con mi hermana, debo admitir que ya era tarde cuando regresamos y pasó algo que me hirvió la sangre. Serían quizá las tres de la mañana y regresábamos en el carro de mi hermana, pasando por el malecón donde están todos los bares. En la esquina de uno había […]